Osteopatía Infantil en Osteopatía Alicante

La Osteopatía infantil es algo relativamente nuevo en España y se trata de un concepto diferente en lo que a terapia manual se refiere. No es más que Osteopatía adaptada a la estructura del bebé o del niño, sin embargo, no todos los osteópatas la trabajan si no se han especializado en ello.
La especialización en Osteopatía Infantil es una técnica de trabajo joven, puesto que este concepto nace de la experiencia de los osteópatas en cuestión.
Hasta hace relativamente poco tiempo, en el bebé sólo se trataban las deformaciones craneales, las escoliosis, las tortícolis y poco más. Con la evolución de la Osteopatía, como en el caso de la Osteopatía Visceral, se han ido adaptando una serie de maniobras creadas para el adulto, para los bebés y los niños.
La formación de la especialización en Osteopatía Infantil nace precisamente de la experiencia de los osteópatas que llevan un mínimo de años trabajando con bebés y niños y observando la realidad de la eficacia de estas técnicas; comprobando resultados relacionados con la propia capacidad recuperatoria de los bebés y los niños en relación a la técnica aplicada en ellos.
Son muy pocos osteópatas infantiles si lo comparamos con los miles de Osteópatas Generalistas que ejercen en España. De hecho, la gran mayoría no se especializan en Osteopatía Infantil por diversas razones: unos porque no les gusta el trabajo con bebés y niños; otros porque les da miedo tratar a seres tan delicados; y otros, sencillamente, no han tenido la oportunidad de coger la suficiente experiencia como para dedicarse a trabajar con bebés y niños.

Disfunciones más frecuentes en bebés
Los casos más frecuentes y apropiados para trabajar Osteopatía en bebés suelen ser: cólico del lactante, tortícolis, escoliosis, deformaciones craneales «blandas», nerviosismo e insomnio y cualquier disfunción mecánica producida en cualquiera de los 12 Pares Nerviosos Craneales.
Cualquiera de estas disfunciones, siendo de origen mecánico, se trata con Osteopatía, sin que esto entrañe riesgo alguno y siendo de gran eficacia, con resultados visibles de forma inmediata para la percepción del Osteópata y con un proceso recuperatorio realmente rápido para los bebés o niños.
La razón por la cuál la recuperación es sumamente rápida, es porque se trabaja a favor de las inercias que se generan en el propio proceso fisiológico, intrínseco en la capacidad recuperatoria del bebé o del niño.
En el caso del Cólico del lactante, podemos encontrar diferentes síntomas y cualquiera de ellos se pueden trabajar con Osteopatía Visceral Infantil: regurgitación, vómitos, gases, estreñimiento, diarrea y, por supuesto, los dolores espasmódicos que hacen que el bebé se retuerza y no pare de llorar y chillar. Cualquiera de estos signos pueden aparecer juntos o por separado.
No todos los cólicos de lactante son iguales, pero se parecen mucho. La diferencia radica en que no hay un bebé igual a otro: unos tienen más gases, otros más estreñimiento o retortijón; los hay que regurgitan, otros que no; también hay muchos casos que tienen la suma de todos estos signos en diferentes momentos del día o de la semana, es decir, en algunos momentos tienen pinchazos, en otros diarrea o estreñimiento, regurgitación…
Los cólicos del lactante, desde el punto de vista de la mecánica visceral, tiene mucho que ver con el proceso madurativo del sistema digestivo. De hecho se sabe que los cólicos del lactante se producen a consecuencia de su inmadurez digestiva pero para mí lo más importante es el proceso que sigue el aparato digestivo hasta que deja de producir cólicos. Un sistema digestivo inmaduro, en lo que a mecánica se refiere, no tiene unos movimientos acompasados con cadencia y ritmo acordes como para realizar su función adecuadamente. Los peristaltismos intestinales no están acordes con la motilidad del estómago o del hígado e incluso el diafragma, en muchos casos, no está estable y, como principal motor de las vísceras, no estaría empujando a todas por igual en la fase de inspiración. Por otro lado, en muchas ocasiones hay compresiones tensionales a nivel de la base del occipital pudiendo alterar de alguna manera el neumogástrico.
Hay muchas razones por las cuales tardan en normalizarse por sí solos los movimientos naturales del sistema digestivo y es relativamente fácil realizar la normalización con Osteopatía Visceral Infantil.
Los trabajos con esta técnica son resolutivos, se encargan de que haya un orden en los movimientos y liberan las tensiones anormales que el sistema digestivo en su proceso madurativo genera al estar trabajando de manera, podríamos decir, «desorganizada».
Las Tortícolis en el bebé se pueden presentar por diferentes motivos, los más habituales son producidos por el acortamiento muscular de un lado del cuello. Los casos más graves son en los que el acortamiento muscular se genera en el momento del parto, en partos muy distócicos, en los que no se detecta el problema muscular o no se le da la suficiente importancia. Además, la postura que adopta el bebé al dormir o simplemente al estar acostado irá acomodando cada vez más este acortamiento muscular produciendo una contractura de la musculatura cervical del mismo lado que el acortamiento. Otros casos de acortamiento son los que se van produciendo por una actitud postural del bebé: los padres no saben que al bebé hay que girarle la cabeza hacia los dos lados hasta que él mismo sea capaz de hacerlo; otras veces, las tortícolis pueden estar producidas por un aplanamiento de la base del cráneo de uno de los dos lados y esto hace que el occipital tenga una mala alineación con respecto a las cervicales, este bebé podrá girar más la cabeza hacia del lado del aplanamiento y tendrá dificultades para girar hacia el lado contrario. El aplanamiento del occipital hace que el cóndilo de ese mismo lado se posicione en sentido posterior y en dirección craneal de manera que la predisposición postural de la cabeza será en lateralización y rotación del mismo lado del aplanamiento. Esto sucede, en principio, en todas las Plagiocefalias.
Hay casos menos comunes como por ejemplo la falta de alguno de los escalenos, haciendo que la cabeza caiga del lado que falta dicho músculo o bebés con tics nerviosos que hacen que uno de los lados esté más musculado que el otro, produciendo así un acortamiento del lado que está menos musculado.
Las Escoliosis Vertebrales son también bastante frecuentes. Hay dos motivos osteopáticos contundentes capaces de hacer que este fenómeno de deformación vertebral se produzca: uno sería la Escoliosis Craneal (torsión esfeno-basilar) y el otro sería la desviación pélvica o torsión de los ejes del sacro; cualquiera de las dos, sea la una o la otra la que origine la lesión, tanto el cráneo como el sacro estarán en lesión, dejando la escoliosis vertebral en medio de ambas estructuras anatómicas.
Las Deformaciones Craneales pueden aparecer desde el momento del nacimiento, las principales son: las plagiocefalias, las braquicefalias, las escafocefalias y deformaciones que provienen de éstas, como en los casos de la suma de dos de ellas o de las tres.
Los aplanamientos, hundimientos o las proyecciones óseas en el cráneo del bebé en cualquiera de los huesos que conforman la anatomía craneana, independientemente del aspecto estético, podrían comprimir pares nerviosos craneales, producir escoliosis o tortícolis, problemas de ubicación en el espacio, miedos, agresividad y un larguísimo etcétera de disfunciones provenientes de una deformación craneal.
A veces no está nada clara la procedencia de algunas de las deformaciones craneales y en muchas ocasiones, en cuanto se presenta una cabecita de bebé que haya nacido con fórceps o ventosa, automáticamente se le achaca a dichos artilugios cuando posiblemente no hayan sido los artífices o precursores de dicha deformación. Hay muchas plagiocefalias en bebés cuyo nacimiento se ha producido por cesárea, y a los dos meses se ha empezado a apreciar una deformación. Por el contrario, hay bebés que han nacido con fórceps o ventosa y no presentan ningún problema proveniente del nacimiento; claro que también se han visto con afectaciones en relación directa a este tipo de aparatos, sin que el simple paso del tiempo haga que la deformación desaparezca.

Conclusión: es la propia capacidad de adaptación o de normalización del bebé la que puede marcar la diferencia. Puede ser que se acabe normalizando solo, ayudado por la inercia del crecimiento, o por el contrario, que se adapte a la forma que adopte el cráneo y que el crecimiento afiance la deformación.
Con Osteopatía Craneal es posible invertir las direcciones de la deformación, dispersar los movimientos erráticos y con la inercia del crecimiento normalizar en gran medida o por completo cualquier tipo de deformación, en algunas de ellas con ayuda del casco ortopédico.
El Nerviosismo y el Insomnio suele venir de la mano de vestigios de dolencias y crisis traumáticas, un bebé que ha tenido cólico del lactante agudos y duraderos pueden dejar al bebé intranquilo durante un tiempo y con los biorritmos alterados, un bebé que haya estado hospitalizado y le hayan tenido que despertar por diferentes motivos como pincharle: es motivo como para que no concilie el sueño de forma regular y profunda durante el suficiente tiempo como para que éste sea reparador y «borre» en cierto modo la memoria del aspecto «traumático», esto podría desembocar en un estado de nerviosismo constante. El ambiente en el hogar también puede ser determinante en estos casos. La Terapia Cráneo Sacral resuelve este tipo de problemas, siempre y cuando el problema en cuestión no se siga alimentando a la vez que se le trata.
Las Disfunciones de los Pares Craneales, por razones osteopáticas o de tipo mecánico, se pueden originar por compresiones en diferentes zonas del cráneo. La anatomía craneal, al igual que en el resto del cuerpo, está diseñada para hacer diferentes funciones. Las estructuras anatómicas están situadas en sitios específicos y ocupan un espacio determinado, esto último es indispensable para que esta estructura anatómica pueda hacer su función fisiológica de manera normal. Todas las partes del cuerpo humano tienen o poseen movimiento, un movimiento que es involuntario e independiente de los movimientos voluntarios que sean capaces de realizar las estructuras anatómicas que están diseñadas para ello: un brazo se puede mover de forma voluntaria y el estómago no, pero ambos poseen movimiento, una pulsación celular que hace que haya actividad constante e ininterrumpidamente. En el caso del cráneo, la distribución de los nervios craneales, se dirigen por determinadas zonas anatómicas estructurales óseas y pasan por sus hendiduras y agujeros hasta llegar al final de su recorrido. Si en algún punto de este recorrido se ven comprimidas aunque sea mínimamente o de forma tensional, esto podría producir una disfunción de origen mecánico en el nervio craneal en cuestión. No es difícil detectar y normalizar este tipo de disfunciones con Osteopatía Craneal, siempre y cuando la causa sea de origen mecánico.

 

Raúl Guzmán Mora
Jefe del Servicio de Osteopatía y Terapias Manuales de Clínica VASS

Revista Otoño 2011

Written by

5 Comentarios to “Osteopatía Infantil en Osteopatía Alicante”

  1. Jorge dice:

    Mi hija Andrea nació el 5 de Mayo, los dos días que estuvimos en el hospital la niña no dejó de llorar mas que cuando rota del cansancio se dormía,nos dijeron que nos había tocado una niña llorona. A pesar de que parecía que no tenía solución consultamos con Carlos y el problema es que la niña no mamaba, mordía el pecho y no succionaba bien, tenía hambre. Tras tratarla Carlos, justo en la siguiente toma la niña empezó a cogérse bien al pecho y a relajarse. Hoy come perfectamente y duerme relajada después de cada toma. Muchísimas gracias, para nosotros es el «mago» de los bebés.

  2. Jeanne dice:

    Hola, mira quería saber más sobre la osteopatia craneal infantil, mi hijo tiene 7 meses de edad y ya le lleve a dos osteópatas diferentes de aquí en alicante y no están mejorando nada a mi hijo, uno le redondeó la cabeza pero duro sólo una semana y el otro sólo me roba el dinero. Quería saber donde estáis exactamente que no me aclaro con esta página web.
    Gracias por su atención.

  3. Mangalath dice:

    El barcelona fue9 sueripor. El peligro estare1 ahora en las salidas fuera y los partidos del Inter. No es terrible perder un partido y empatar otro en 7 partidos, al contrario es una muy buena media, pero esta liga es de ganar todo el madrid y el barcelona como locos, y no creo que el madrid falle de aqued al final de campeonato…hay ligaafan ased confio en ganar liga y champions.saludos

Deje un Comentario

Mensaje