LA PROTEINA DE LA LECHE DE VACA Y LOS BEBÉS. EN OSTEOPATÍA EN ALICANTE

 

 

 

LA PROTEINA DE LA LECHE DE VACA Y LOS BEBÉS

 

Problemas con las proteínas

 

El bebé humano digiere y asimila completamente las proteínas de la leche materna, no ocurre así con las de la leche de vaca que pasa a medio digerir al intestino delgado debido al efecto neutralizador que tiene sobre la acidez gástrica, que es necesaria para digerir su digestión. Este problema se exacerba en el adulto. La caseína no hidrolizada se dispone obstruyendo los folículos linfáticos del intestino delgado, impidiendo así, la absorción de nutrientes y favoreciendo el síndrome de fatiga crónica y diversos problemas intestinales.

 

La sensibilidad a la proteína láctea o alergia puede causar cólicos en el bebé, diarrea, irritabilidad, eccemas, bronquitis o asma e insomnio. Esto también puede ocurrir si la madre toma productos lácteos.

 

Los fragmentos pequeños procedentes de la hidrólisis parcial de la caseína (péptidos), pueden atravesar en  las paredes intestinales. Allí, los linfocitos B de la mucosa intestinal fabrican anticuerpos (las inmunoglobulinas) que se unen con los péptidos (antígenos) formando complejos antígenoanticuerpo, y de esta forma hacer que la absorción sea mínima. Cuando este sistema de defensa falla, los complejos inmunes pasan al hígado para ser desactivados, y en el caso de que éste no lo consiga, son transportados al bazo donde actúan los linfocitos T supresores, donde actúan los linfocitos T supresores. Si la acción del bazo es insuficiente, los complejos pasan a los líquidos intersticiales alterándolos y/o intentan ser eliminados por el riñón sobrecargándolo.
Otro dato alarmante, es que parece que existe una relación entre la ingesta de proteínas de la leche de vaca y la diabetes mellitus; parece ser que evitando estas proteínas durante los primeros meses de vidad se puede reducir el desarrollo posterior de diabetes o retardar su aparición en individuos susceptibles.
DE:FISIOGENÓMICA

 

Written by

2 Comentarios to “LA PROTEINA DE LA LECHE DE VACA Y LOS BEBÉS. EN OSTEOPATÍA EN ALICANTE”

  1. Las proteinas, vitaminas y minerales que nos brinda la leche de vaca son muchos, y estos nos ayudan a que nuestro organismo trabaje de mejor manera.

    • carlos fernandez lozano dice:

      El bebé humano digiere y asimila completamente las proteínas de la leche materna, no ocurre así con las de la leche de vaca que pasa a medio digerir al intestino delgado debido al efecto neutralizador que tiene sobre la acidez gástrica, que es necesaria para digerir su digestión. Este problema se exacerba en el adulto. La caseína no hidrolizada se dispone obstruyendo los folículos linfáticos del intestino delgado, impidiendo así, la absorción de nutrientes y favoreciendo el síndrome de fatiga crónica y diversos problemas intestinales.

      La sensibilidad a la proteína láctea o alergia puede causar cólicos en el bebé, diarrea, irritabilidad, eccemas, bronquitis o asma e insomnio. Esto también puede ocurrir si la madre toma productos lácteos.

      Son muchos los casos que todos los días vemos en la consulta que sistemáticamenten se repiten los síntomas en bebés que su intestino es todavía inmaduro para absorber esta proteína.
      ¿Qué necesidad tenemos de mantener a personitas indefensas con dorlor abdominal constante durante 3 meses?
      Le recuerdo que en los casos más agudos el intestino delgado tiende a ulcerarse produciendo una enterocolitis necrotizante. Llegando a una intervención para retirar una parte del intestino enfermo.
      Creo que es más coherente retirar de la alimentación de la madre todo tipo de alimento que contenga la proteína láctea hasta que el intestino madure y la pueda gestionar.

      http://lapdepapaylamdemama.blogspot.com.es/2009/10/la-leche-de-vaca-produce-mucosidad.html
      http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/enfermedad/2004/04/15/98668.php
      http://vimeo.com/31369879#
      http://mimenusinleche.com/tag/proteinas-lacteas/
      http://www.unisalud.es/sites/default/files/blog/los_lacteos_20101.pdf

Deje un Comentario

Mensaje