BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA. Por Isabel Robles Martínez, Matrona EN OSTEOPATIA EN ALICANTE

 

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA

 

La leche materna es el mejor alimento que se puede dar a un recién nacido. Proporciona mayor inmunidad y menor exposición a los agentes infecciosos.

Los beneficios más importantes se relacionan con la supervivencia e inmediata salud del lactante.

El bebé no amamantado tiene un riesgo 7 veces mayor de ser hospitalizado que el que se alimenta al pecho.

 

La lactancia materna PREVIENE enfermedades transmisibles como diarreas, infecciones de las vías respiratorias, virus sincitial respiratorio, Haemophilus influenza, neumococo, otitis media, infección de orina, sepsis, meningitis, enterocoolitis necrosante, infecciones por rotavirus, Giardia lamblia, Shigella, Campylovacter, E. coli enterotoxigénica, y disminuye la tasa de muertes por estas causas.

Los niños amamantados tienen mejores resultados en pruebas de desarrollo motor e intelectual.

La leche materna contiene ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga muy importantes para el crecimiento y el desarrollo cerebral.

 

En los niños amamantados se observa mejor maduración al año de vida, mejor conducción nerviosa central y periférica, mejor desarrollo psicomotor, mejores resultados escolares, menos trastornos del lenguaje, mejor agudeza visual, mejor desarrollo cerebral e intelectual en prematuros.

 

El contacto físico que disfruta el lactante mientras mama le proporciona un vínvulo y un estímulo psicosocial que favorece su desarrollo. Las tomas al pecho proporcionan bienestar a la madre y a su criatura, reduce el estrés y establece un estrecho vínculo. Todo esto es un factor protector para el maltrato infantil.

 

La lactancia materna PREVIENE la muerte súbita y enfermedades crónicas como diabetes melitus tipo I y II, cardiopatías, obesidad, alergias, dermatitis atópica, asma,rinitis alérgica, alergia a alimentos, alergia al polen o al pelo de animales, enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal, hipertensión, enfermedad tiroidea autoinmune, artritis reumatoida juvenil y cáncer.

 

En las madres mejora la involución uterina, reduce el riesgo de hemorragia posparto y previene la anemia, retrasa la recuperación de la fertilidad, previene el cáncer de mama, endometrio y el de ovario. También disminuye las tasas de depresión posparto, ayuda a la recuperación del peso previo al embarazo, reduce el estrés y la ansiedad.

 

La preparación de biberones puede conllevar errores que repercutan en la salud del lactante y existe posibilidad de contaminación del preparado por mala manipulación.

Los sabores de la dieta materna se transfieren a la leche facilitando la adaptación a la alimentación complementaria.

Written by

Ningún Comentario Aún.

Deje un Comentario

Mensaje